La Arboleda‎ > ‎Noticias del centro‎ > ‎

SAFARI GRAFITTERO

publicado a la‎(s)‎ 27 may. 2014 3:23 por juancarlos gonzalez   [ actualizado el 27 may. 2014 5:12 ]
Desde Madrid Street Art Project se nos ofreció la posibilidad de realizar un Safari urbano por Lavapiés para aprender a mirar nuestras calles de otra manera, desde la aproximación a las huellas artísticas que creadores como Aliche, Wolf, E1000, Por favor o La banda del rotu, entre otros muchos, van depositando aquí y allá, como un obsequio al transeúnte. En seguida nos mostraron que hay multitud de técnicas y soportes en el arte callejero, por lo que encontramos desde la pegada de carteles con imágenes previamente diseñadas hasta tallas en madera, pasando por pequeños mosaicos de teselas blancas y negras; observamos desde la localización efímera hasta la intervención intencionada sobre el mobiliario urbano; y también descubrimos que alimentan a estos autores multitud de objetivos entre lo meramente lúdico y la crítica política.

Fue además un paseo afortunado pues surgieron dos encuentros imprevistos: No creo que olvidemos fácilmente a aquella señora casi nonagenaria que se nos quejaba precisamente de que había pintadas en su portal mientras añoraba los tiempos en que desde el Casino de la reina hasta el Retiro todo era campo; más suerte nos deparó conocer a Willy, que nos abrió las puertas de Tabacalera de manera espontánea y nos guio por su interior generosamente, con lo que disfrutamos de los maravillosos sótanos de la parte autogestionada del edificio y de sus espléndidos murales, se nos mostraron los talleres (de bicicletas, de skate, de hacer jabones, de música...) y hablamos con alguno de los orfebres del lugar.

Después de todo esto, ya no podremos caminar por Madrid sin fijarnos en sus paredes, en las persianas metálicas de sus comercios, en sus señales de tráfico... sin tratar de rastrear la identidad de quien pintó sobre ellos.

Para dejar constancia, Beatriz F. (4º K - Diversificación) hizo un meritorio reportaje fotográfico que podéis ver aquí.
                


Publicado por Ernesto Lucero
Comments