Cuantos Años Estuvo Preso Jose En La Biblia?

Cuantos Años Estuvo Preso Jose En La Biblia
(8-12) Génesis 41:1. ¿Cuánto tiempo estuvo José en la prisión? – José estuvo en prisión durante dos años después de haber interpretado los sueños del copero y del panadero (véase Génesis 41:1). Había sido vendido como esclavo a los diecisiete años (véase Génesis 37:2) y tenía treinta años cuando llegó a ser gobernador de Egipto (véase Génesis 41:46).

Contando el tiempo que sirvió a Potifar y el tiempo que estuvo en la cárcel, permaneció cautivo trece años. La historia no nos aclara cuánto tiempo sirvió a Potifar antes de ser encarcelado, pero el hecho de que había llegado a ser mayordomo de la prisión implica que pasó cierto tiempo antes que el copero y panadero llegaran a reunirse con él.

De manera que es probable que haya estado en la cárcel por lo menos tres años, y tal vez algunos más.

¿Cuántos años fue probado José?

Faraón asciende a José (Génesis 41:1-45) – Regresar al Índice Regresar al Índice Pasaron dos años más antes de que José tuviera la oportunidad de liberarse de su miseria en la cárcel. Faraón había comenzado a tener sueños perturbadores y el jefe de los coperos recordó la habilidad del joven hebreo en la cárcel.

  • Los sueños de Faraón acerca de vacas y cañas con espigas confundieron a sus consejeros más hábiles.
  • José testificó que Dios podía dar las interpretaciones y que su rol era apenas el de intermediario de esa revelación (Gn 41:16).
  • Ante Faraón, José no usó el nombre de Dios del pacto, que era exclusivo para su pueblo.

En vez de esto, se refirió consistentemente a Dios con el término más general de Elohim, Al hacerlo, José evitó ofender de manera innecesaria, algo respaldado por el hecho de que Faraón reconoció que Dios le reveló a José el significado de sus sueños (Gn 41:39).

  1. En el lugar de trabajo, algunas veces los creyentes pueden darle el crédito a Dios de su éxito de una forma superficial, lo que termina causando el rechazo de las personas.
  2. La forma en la que José lo hizo impresionó a Faraón, lo que muestra que se le puede dar el crédito públicamente a Dios de una forma convincente.

La presencia de Dios estaba con José de una forma tan evidente que Faraón lo promovió a segundo al mando en Egipto, para que se encargara especialmente de los preparativos para la hambruna que vendría (Gn 41:37-45). La palabra de Dios para Abraham estaba dando fruto: ‘Bendeciré a los que te bendigan Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra’ (Gn 12:3).

  1. Como José, cuando confesamos nuestra propia incapacidad de cumplir los retos que enfrentamos y cuando encontramos formas apropiadas de atribuirle el éxito a Dios, forjamos una defensa poderosa en contra de orgullo que frecuentemente acompaña al reconocimiento público.
  2. El ascenso de José lo equipó con aspectos significativos del liderazgo: un anillo con el sello del rey y un collar de oro, vestiduras finas apropiadas para su alto cargo, transporte oficial, un nuevo nombre egipcio y una esposa egipcia de una familia de clase alta (Gn 41:41-45).

Si alguna vez tuvo la tentación de dejar atrás su herencia hebrea, fue esta. Dios nos ayuda a enfrentar el fracaso y la derrota, aunque tal vez necesitemos más su ayuda cuando enfrentamos el éxito. El texto presenta varias indicaciones de cómo José manejó su ascenso de una manera piadosa y en parte, tuvo que ver con su preparación antes de que ocurriera.

Cuando estaba en casa de su padre, los sueños de liderazgo que le dio Dios convencieron a José de que tenía un propósito decretado por Dios y un destino que nunca olvidó. Básicamente, su naturaleza fue confiar en las personas y parece que no guardó ningún resentimiento contra sus hermanos celosos y el copero olvidadizo.

Antes de que Faraón lo promoviera, José sabía que el Señor estaba con él y tenía evidencia tangible para probarlo. Darle el crédito a Dios repetidamente no solo era lo correcto, sino que también le recordaba al mismo José que sus habilidades vienen del Señor.

José era cortés y humilde, y mostraba que quería hacer lo que fuera necesario para ayudar a Faraón y a los egipcios. Incluso cuando los egipcios carecían de riquezas y ganado, José se ganó su confianza y la del mismo Faraón (Gn 41:55). Por el resto de su vida como administrador, José se dedicó a la administración eficiente por el bien de otros.

Hasta aquí, la historia de José nos recuerda que en nuestro mundo caído, la respuesta de Dios a nuestras oraciones no llegará necesariamente rápido. José tenía diecisiete años cuando sus hermanos lo vendieron como esclavo (Gn 37:2) y finalmente fue libre de la cautividad cuando tenía treinta años (Gn 41:46), trece largos años después.

¿Cómo logro salir de la cárcel José?

Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto José fue vendido como esclavo a un hombre llamado Potifar. Potifar trabajaba para Faraón, el gobernante de Egipto. Potifar se dio cuenta de que Jehová ayudaba a José; confió en él y lo puso a cargo de su casa y de todo lo que poseía. Génesis 39:1–6 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto A la esposa de Potifar le gustaba José, y quería que José quebrantara los mandamientos del Señor con ella. José le dijo que no. Génesis 39:7–10 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto La esposa de Potifar siguió insistiendo, así que José huyó rápidamente. Ella se enojó con José. Génesis 39:11–12 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto La esposa mostró a Potifar un trozo de la ropa de José, y le mintió a Potifar sobre José. Potifar puso a José en la cárcel. Génesis 39:13–20 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto José había sido separado de su familia. Había pasado a ser esclavo y, ahora, era prisionero. Pero Jehová siguió ayudando a José. José no se dio por vencido. Jehová bendijo al guardia de la prisión para que viera lo bueno en José. El guardia comenzó a confiar en él, así que lo puso a cargo de los demás prisioneros. Génesis 39:21 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto José conoció a dos prisioneros, un panadero y un copero, que habían trabajado para Faraón. Ambos tuvieron sueños extraños. Mediante el poder del Señor, José explicó lo que significaban sus sueños. El sueño del copero significaba que sería liberado. Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto Un día, Faraón se sentía inquieto por sus sueños. Nadie podía decirle lo que significaban. Génesis 41:1–8 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto Entonces el copero recordó que José podía explicar los sueños. Génesis 41:9–13 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto José fue sacado de la cárcel para que explicara los sueños de Faraón. José dijo que los sueños significaban que Egipto tendría siete años con mucha comida, seguidos de siete años de hambre y muy poca comida. José dijo a Faraón que Egipto debía guardar alimentos durante los años en que les fuera bien. Génesis 41:14–36 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto Faraón supo que lo que José dijo acerca de sus sueños era verdad. Lo liberó de la cárcel y lo convirtió en un gran líder en Egipto. Durante siete años, José ayudó a Egipto a almacenar los alimentos que sobraban. Génesis 41:37–53 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: José en Egipto Luego vino la hambruna. Durante ese tiempo, nadie podía cultivar alimentos. La gente viajaba a Egipto para comprar la comida que José había almacenado. Gracias a José, los egipcios guardaron suficientes alimentos para ayudarlos a ellos y a otras personas a sobrevivir a la hambruna. Génesis 41:54–57

See also:  Que Simbolizan Las Cucarachas En La Biblia?

¿Cuántos años tenía José cuando tuvo el sueño?

Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Raquel y Jacob habían orado muchos años para tener un hijo. Jehová contestó sus oraciones cuando nació José. José era el hijo preferido de Jacob y le regaló una túnica especial. Los diez hijos mayores de Jacob estaban celosos. Génesis 30:22–24 ; 37:1–4 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Cuando José tenía unos 17 años, tuvo un sueño inspirado, en el que estaba cosechando granos en el campo con sus hermanos. El manojo de grano de José se levantó en alto, pero los manojos de grano de sus hermanos se inclinaron ante el de José. Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Posteriormente, José tuvo otro sueño inspirado. En el sueño, el sol, la luna y once estrellas se inclinaban ante él. José le contó a su familia acerca del sueño. El sueño daba a entender que José iba a gobernar sobre la familia. Los hermanos de José se enojaron aún más con él; no les gustaban sus sueños. Génesis 37:9–11 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Un día, los hermanos de José estaban lejos de casa apacentando a las ovejas. Jacob envió a José para saber si estaban bien. Génesis 37:12–19 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Algunos de los hermanos de José querían matarlo; le quitaron la túnica y lo arrojaron a un pozo. Génesis 37:20–24 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Mientras José estaba en el pozo, sus hermanos vieron a unos viajeros que iban a Egipto, y decidieron vender a José como esclavo a los viajeros por veinte piezas de plata. Génesis 37:25–28 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Entonces los hermanos de José mancharon su túnica con la sangre de un cabrito. Los hermanos fueron a su padre, Jacob, y le mostraron la túnica. Le mintieron a Jacob y le dijeron que los animales salvajes habían matado a José. Génesis 37:31–33 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Jacob lloraba, porque pensaba que José estaba muerto. Génesis 37:32–35 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Los sueños inspirados de José Pero José aún seguía con vida; se hallaba lejos de casa, en Egipto, viviendo como esclavo. Génesis 37:36

¿Qué hizo José en la cárcel?

GENESIS 40: José en Prisión José fue enviado a prisión injustamente, por una acusación falsa de la esposa de su amo (Gen.39:11-20). El hizo lo correcto, pero lo castigaron injustamente. Ante eso, José pudo haberse amargado, pero no lo hizo. El supo mantener una buena actitud, a pesar de las circunstancias.

  • José era tan buen líder que adondequiera que todos confiaban en él, porque hacía todo con excelencia.
  • Su padre Jacob confió en José como líder (Gen.37:13-14), al igual que lo hizo Potifar (Gen.39:6).
  • Aún en la cárcel, José comenzó a destacar.
  • Gen.39:21-23) Mas el SEÑOR estaba con José y le extendió su misericordia, y le concedió gracia ante los ojos del jefe de la cárcel.

(22) Y el jefe de la cárcel confió en mano de José a todos los presos que estaban en la cárcel, y de todo lo que allí se hacía él era responsable. (23) El jefe de la cárcel no supervisaba nada que estuviera bajo la responsabilidad de José, porque el SEÑOR estaba con él, y todo lo que él emprendía, el SEÑOR lo hacía prosperar.

A pesar de que estaba en la cárcel, el Señor estaba con José. Dios estaba con José en las buenas y en las malas. Dios fue bueno con él, no evitándole pasar por pruebas sino permitiendo que pase lo que sea necesario para hacer de él una mejor persona. Todas las cosas ayudan para bien (Rom.8:28), y José salió de la cárcel en una posición mucho mejor que la que entró.

Más adelante en la historia veremos que el mismo rey de Egipto le dará toda su confianza a José, al igual que los demás lo hicieron (Gen.41:40-44 ), y lo pondrá en una posición de liderazgo nacional. Pero, ¿cómo llegó José a esa posición tan importante si él estaba en prisión? Ahora lo veremos Estando José en la cárcel, él conoció a personas que habían estado al servicio del rey.

  • Gen.40:1-4) Después de estas cosas, sucedió que el copero y el panadero del rey de Egipto ofendieron a su señor, el rey de Egipto.
  • 2) Y Faraón se enojó contra sus dos oficiales, contra el jefe de los coperos y contra el jefe de los panaderos.
  • 3) Y los puso bajo custodia en la casa del capitán de la guardia, en la cárcel, en el mismo lugar donde José estaba preso.

(4) El capitán de la guardia se los asignó a José, y él les servía; y estuvieron bajo custodia por algún tiempo. En lugar de amargarse por la injusticia cometida en su contra, José se dispuso a hacer lo mejor con las circunstancias que se le presentaron.

  1. El no se prestó a vengarse, sino que comenzó a ser útil y a servir.
  2. Una actitud de servicio es una de las principales características de un buen líder.
  3. El jefe de la cárcel puso a cargo de José a los siervos del Faraón, el panadero y el copero real, quienes habían sido encarcelados por sospechas de traición.

(Gen.40:5-8) Entonces el copero y el panadero del rey de Egipto, que estaban encerrados en la cárcel, tuvieron ambos un sueño en una misma noche, cada uno su propio sueño, y cada sueño con su propia interpretación. (6) Y José vino a ellos por la mañana y los observó, y he aquí, estaban decaídos.

  • 7) Y preguntó a los oficiales de Faraón que estaban con él bajo custodia en casa de su señor: ¿Por qué están vuestros rostros tan tristes hoy? (8) Y ellos le respondieron: Hemos tenido un sueño y no hay nadie que lo interprete.
  • Entonces José les dijo: ¿No pertenecen a Dios las interpretaciones? Os ruego que me lo contéis.
See also:  Que Significa La Fruta En La Biblia?

Estando a su cuidado, José se preocupaba por el copero y el panadero. Por eso les preguntó qué les pasaba cuando los vio decaídos. Si no se hubiera preocupado por ellos, no le hubieran contado sus sueños, y él no habría tenido la oportunidad de interpretar los sueños, lo cual va a cambiar el destino de José

SUEÑOS DEL COPERO Y EL PANADERO A continuación, la Biblia narra los sueños del copero y del panadero: * Sueño del copero

(Gen.40:9-15) Contó, pues, el jefe de los coperos su sueño a José, y le dijo: En mi sueño, he aquí, había una vid delante de mí, (10) y en la vid había tres sarmientos. Y al brotar sus yemas, aparecieron las flores, y sus racimos produjeron uvas maduras.

11) Y la copa de Faraón estaba en mi mano; así que tomé las uvas y las exprimí en la copa de Faraón, y puse la copa en la mano de Faraón. (12) Entonces José le dijo: Esta es su interpretación: los tres sarmientos son tres días. (13) Dentro de tres días Faraón levantará tu cabeza, te restaurará a tu puesto y tú pondrás la copa de Faraón en su mano como acostumbrabas antes cuando eras su copero.

(14) Sólo te pido que te acuerdes de mí cuando te vaya bien, y te ruego que me hagas el favor de hacer mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa. (15) Porque la verdad es que yo fui secuestrado de la tierra de los hebreos, y aun aquí no he hecho nada para que me pusieran en el calabozo.

Aquí vemos que José estaba consciente que sus hermanos no lo habían vendido, sino que los madianitas lo habían secuestrado y vendido. También se declara inocente del crimen del que se le acusaba. Así como era inocente José, también lo era el copero del rey. El sueño era profético, y le revelaba que él sería liberado de la cárcel y restituido a su posición.

Animado por el mensaje positivo del sueño del copero, el panadero se animó a contar su sueño a José para que lo interpretara también * Sueño del panadero: (Gen.40:16-19) Cuando el jefe de los panaderos vio que había interpretado favorablemente, dijo a José: Yo también vi en mi sueño, y he aquí, había tres cestas de pan blanco sobre mi cabeza; (17) y sobre la cesta de encima había toda clase de manjares hechos por un panadero para Faraón, y las aves los comían de la cesta sobre mi cabeza.

18) Entonces José respondió, y dijo: Esta es su interpretación: las tres cestas son tres días; (19) dentro de tres días Faraón te quitará la cabeza de sobre ti, te colgará en un árbol y las aves comerán tu carne. El sueño del panadero no era positivo como la del copero. Pero, a pesar de lo negativo del mensaje, José habló la verdad.

Tal como José lo dijo, así sucedió (Gen.40:20-23) Y sucedió que al tercer día, que era el día del cumpleaños de Faraón, éste hizo un banquete para todos sus siervos, y levantó la cabeza del jefe de los coperos y la cabeza del jefe de los panaderos en medio de sus siervos.

(21) Y restauró al jefe de los coperos a su cargo de copero y éste puso la copa en manos de Faraón; (22) pero ahorcó al jefe de los panaderos, tal como les había interpretado José. (23) Mas el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvidó de él. El copero no respondió en favor de José, y la Biblia enfatiza esto haciendo doble mención: (1) ‘no se acordó’; (2) ‘se olvidó de él’.

Aunque parezca malagradecido de parte del copero, no debemos olvidar que Dios está sobre todo y Él lo permitió. Tal vez si hubiera sido liberado en ese momento, José se hubiera regresado a Canaán, en lugar de quedarse en Egipto para cumplir el propósito por el cual había llegado allí.

O tal vez José todavía tenía que aprender algo. O tal vez no era el tiempo indicado. El tiempo de Dios para José llegaría dos años más tarde. El copero va a acordarse de José por otro sueño, y ese será el tema del siguiente capítulo Como veremos, Dios tenía planes más grandes para José que simplemente ser un hombre libre.

: GENESIS 40: José en Prisión

¿Cuántos hijos tenía José?

¿Tuvo jesucristo cuatro hermanos?

table>

Domingo 27 de octubre de 2002 – Número RELIGIÓN | LA FAMILIA DESCONOCIDA ¿Tuvo jesucristo cuatro hermanos? ¿Y, ADEMÁS, varias hermanas? Estudiosos del Evangelio llevan años defendiendo lo que el hallazgo de un osario en Jerusalén parece confirmar: que el Mesías no fue hijo único JOSÉ M. VIDAL No es éste el carpintero, el hijo de María y el hermano de Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están sus hermanas entre nosotros?», se preguntan extrañados los vecinos de Nazaret (Marcos 6, 2-5) al ver a Jesús convertido en un predicador de campanillas. Referencias como ésta a los hermanos de Jesús hay varias en los Evangelios canónicos. ¿Tuvo Jesús hermanos carnales y, por consiguiente, la virginidad de María debe ser entendida en sentido simbólico? La cuestión no sólo ha dividido a lo largo de la Historia a protestantes, ortodoxos y católicos, sino que está siendo profundamente debatida en el seno de la propia Iglesia. Con posturas encontradas. Algunas de ellas salieron de nuevo a la luz el pasado martes, cuando se desveló el hallazgo en Jerusalén de un osario con la inscripción «Jacobo, hijo de José, hermano de Jesús». Según la tradición católica, la familia de Jesús (a la que se suele aludir como Sagrada Familia), estaba compuesta sólo por tres miembros: el padre, José, la madre, María, y el hijo, Jesús.¿Qué dicen la Historia y la exégesis moderna al respecto? A pesar de ser el personaje más estudiado y analizado por la cultura occidental, Jesús sigue siendo uno de los más desconocidos.Poco se sabe con exactitud del hombre al que 1.000 millones de personas veneran como el Hijo de Dios. Siglos de manipulaciones borraron las escasas pistas sobre su realidad. Y si de su vida sabemos poco, de su infancia y de su familia, menos. Los abuelos maternos de Jesús no aparecen en los Evangelios.Pero la tradición cristiana no podía dejar al Niño sin abuelos por línea materna. Sería un pecado contra la ternura. Y ese hueco lo rellena piadosamente el Protoevangelio de Santiago, un texto apócrifo del siglo II, en el que aparecen Joaquín y Ana como padres de María. De la abuela paterna, tampoco ni rastro. El abuelo paterno, en cambio, figura en los Evangelios de Mateo y de Lucas, pero con distinto nombre. En la genealogía de Mateo se le llama Jacob, y en la de Lucas, Helí. Con las genealogías se busca emparentar a Jesús con David a través de José. De lo contrario, no sería el Mesías. De José, el padre de Jesús, también sabemos poco. Era un tekton (obrero de la construcción) y en los propios Evangelios su nombre se cita en contadas ocasiones para, después, desaparecer sin dejar rastro. Es posible que muriese pronto. En cuanto a María, los Evangelios aseguran que era una virgen de Nazaret que concibió por obra del Espíritu Santo y dio a luz a su hijo primogénito sin perder la virginidad. Este hecho sustancial del cristianismo es también su gran misterio fundador. Un trabalenguas para la razón y un golpe de la genial audacia de Dios. Porque lo decisivo no es que Jesús haya nacido de una virgen. Muchas religiones hacen nacer a sus fundadores de vírgenes. Sólo una le convierte en Hijo de Dios. Los Evangelios hablan a menudo de los «hermanos» de Jesús. Durante siglos se discutió si la palabra griega adelfos significaba a la vez hermano y primo. Hoy, sin embargo, parece claro que María y José tuvieron cuatro hijos (Jacobo, José, Judas y Simón) y algunas hijas. Donde se dividen los cristianos es a la hora de calificar a los hermanos de Jesús. Para los ortodoxos, se trata de hermanastros, hijos de un anterior matrimonio de José. Para la mayoría de los protestantes, son hermanos carnales. Para los católicos, en un intento por salvaguardar la creencia de que María fue virgen «antes, durante y después del parto», son primos. Pero muchos exégetas católicos creen sin problema que Jesús tuvo hermanos y hermanas de sangre y que la virginidad de María, más allá de algo físico, es su total transparencia y disponibilidad al plan de Dios. «La mayoría de exégetas sostenemos la existencia de hermanos carnales de Jesús, pero no lo decimos muy abiertamente para no crear escándalo. Esta cuestión, como otras muchas, necesita un tiempo de profundización en la Iglesia», asegura un estudioso de la Biblia español y católico. Ésa es la línea en que se sitúa, por ejemplo, el jesuita norteamericano John Meier en su monumental obra en varios tomos Un judío marginal (Ed. Verbo Divino), cuya autoridad es reconocida hasta por los teólogos más moderados. «Acepto la virginidad de María y, al mismo tiempo, me parece que lo más probable es que Jesús naciese de la relación carnal de María y José, porque virginidad significa que Jesús nace del misterio de Dios», explica Pikaza, autor de Las instituciones del Nuevo Testamento (Ed Trotta). Y añade: «Ya sé que diciendo esto me arriesgo, pero para eso soy teólogo. No sólo tengo el derecho, sino el deber de expresar libremente el fruto de mis investigaciones. Es mi papel en la Iglesia». Antonio Piñero, catedrático de Filología del Nuevo Testamento de la Universidad Complutense, asegura que «lo que les interesa a Mateo y a Lucas es dejar claro que el héroe Jesús tuvo un nacimiento misterioso. Lo que hiciera después María no les importa. En la Iglesia primitiva nadie defendía la virginidad absoluta de María.Sólo a partir de San Jerónimo, en el siglo IV, se postula la virginidad física y total de María. Desde una lectura de los textos evangélicos no mediatizada por la fe está claro que Jesús tuvo hermanos y hermanas y que su familia fue una familia judía corriente».

See also:  Que Significa El Número 144 En La Biblia?
Buda. Su verdadero nombre era Gautama Siddharta y habría nacido el año 560 a.C. de una casta de nobles guerreros, en los confines de Nepal, donde reinaba su padre Shuddhodana. Su madre se llamaba Maha Maya. Según una leyenda, habría sido engendrado en el vientre de su madre bajo la forma de un pequeño elefante, y ella lo habría dado a luz de pie, apoyada en una rama de higuera. Un dios habría recogido al niño en unos pañales. Su madre murió después de su nacimiento y Gautama fue educado por una tía, Mahaprajati, y por su padre como un joven príncipe. Se casó a los 16 años con su prima Yashodara, a la que consiguió tras triunfar en un concurso de tiro con arco en el que su flecha traspasó siete árboles.Ella le dio tres hijas y un hijo, llamado Rahula. A los 29 años, el encuentro con un anciano, un cadáver y un monje le lleva a reflexionar sobre la enfermedad, la vejez y la muerte, a abandonar su vida fácil y a buscar la luz.

table>

Mahoma. Según la tradición islámica, Mahoma nació hacia el año 570. El niño no conoció nunca a su padre, Abdallah, fallecido antes de su nacimiento. Además perdió a su madre, Amina, cuando no tenía más que 6 años. Su abuelo, que había acogido al niño tras la muerte de Amina, murió cuando él tenía 8 años. Huérfano, fue educado por su tío Abu Taleb, el padre de Alí, con el que entabló una profunda amistad. Su familia pertenecía al círculo de notables de la tribu nómada pagana de los quray. Después de cumplir 25 años, Mahoma entró al servicio de una rica viuda, Jadiya, con la que terminó casándose y tuvo tres hijos y cuatro hijas, que fueron las únicas que sobrevivieron. Tuvieron que pasar tres lustros más, para que a Mahoma, con 40 años, se le apareciera el ángel Gabriel, por quien supo que Alá lo había elegido para predicar su palabra.

table>

Lao Tsé. El fundador del taoísmo nació en el distrito de Ku en el Estado de Chu (China), a finales de la dinastía Zhou, en el año 571 a.C. Según cuenta la leyenda su gestación duró 72 años y, cuando por fin vino al mundo, ya tenía el cabello blanco, arrugas en el rostro más propias de un anciano que de un recién nacido y orejas bastante más grandes de lo normal. Nació bajo un ciruelo en una aldea del país Chu, y le llamaron primero orejas de ciruelo y, después, Lao Tsé o Viejo Sabio. Tras viajar por diversos países de Oriente, regresó a China y se convirtió en punto de referencia de los buscadores del equilibrio. Escribió el Libro del Principio y de la Virtud o Tao-to-king, que para muchos estudiosos podría ser obra de más de un autor. Reservado y predicador de una doctrina basada más en la búsqueda de la paz interior que en la acción, no es mucho lo que se sabe de él.

/td>

table>

es un suplemento de

¿Tuvo jesucristo cuatro hermanos?

¿Cómo se llamó la esposa de José en la Biblia?

Asenat – Wikipedia, la enciclopedia libre José y Asenat Asenat (en significa ‘posesión de la diosa ‘), hija de Potifera, sacerdote de On (Gn 41:45). El cambió el nombre de (30 años) por Zafnat Panea y le dio a Asenat por esposa en su nombramiento como visir.

Adblock
detector