Que Dice La Biblia Sobre El Baby Shower?

Que Dice La Biblia Sobre El Baby Shower
¿Qué significa babyshower para los cristianos? – El amor inconmensurable de una madre ante la llegada de su hijo, que le acompañará durante toda su vida. En la celebración de un babyshower cristiano los creyentes celebramos la llegada de una nueva vida al mundo bajo la Gloria de Dios Padre.

¿Cuál es el origen de los baby shower?

Últimamente alguna amiga me cuenta que está organizando o ha sido invitada a asistir a un baby shower, A decir verdad, nunca he sido invitada a ninguna, pero sí he visto fotos de estas fiestas. Hoy volvemos a indagar para conocer lo que se cree que es una nueva celebración comercial.

  1. Para sorpresa de muchos, esta costumbre tiene miles de años, eso sí, ha evolucionado mucho con el tiempo.
  2. Para conocer el origen del « baby shower», hemos de remontarnos miles de años en el calendario.
  3. Exactamente hay que remontarse a las antiguas culturas: egipcia, romana y griega.
  4. Por aquel entonces comenzaron a realizarse reuniones de mujeres con hijos alrededor de la madre que daba a luz a su primogénito.

En aquellos tiempos solo las mujeres criaban a los niños, por eso eran ellas quienes se reunían. Era costumbre visitar y obsequiar con comida a la madre y con prendas de ropa y complementos para el bebé. Se compartían conocimientos y consejos del cuidado de los niños. Se tiene constancia que la siguiente cultura en continuar con esta costumbre fue la judía. Acostumbraban dar regalos a los bebés recién nacidos. Algunos cristianos atribuyen el origen del baby shower al viaje de los Reyes Magos de Oriente, tras la estrella de Oriente, hasta Belén, para venerar y obsequiar al niño con los famosos: oro, incienso y mirra.

Damos un gran salto en el tiempo y viajamos a la Europa del siglo XVIIII. Por aquel entonces, tras el parto, la madre y el bebé pasaban los primeros diez días de vida del bebé en una habitación a parte del resto de la familia para proteger la salud del niño. Tras pasar esos días se celebraba la presentación del pequeño a familiares y amigos más allegados.

Este festejo se hacía para mostrar la opulencia de la familia que podía permitírselo. En Reino Unido, durante el siglo XIX, no estaba bien visto mostrar el embarazo. Al nacer el bebé, la madre reunía a sus amigas ante una típica merienda con té. Se solía obsequiar con objetos de plata o regalos hechos por las invitadas.

  • En Estados Unidos, era algo que celebraba la alta sociedad.
  • La madre ofrecía esta fiesta durante el mes en que se encontraba en reposo y en vísperas del nacimiento.
  • Tras la II Guerra Mundial, se empezó a popularizar, para ayudar a los padres.
  • Actualmente, dependiendo de la cultura o religión, la fiesta es organizada por una íntima amiga, familiar o la propia madre.

No existen reglas acerca del momento o lugar de celebración, el número de invitados y el estilo los determina la anfitriona. La mayoría de las madres invitan sólo a mujeres a los baby showers, Si la fiesta se lleva a cabo después del nacimiento del bebé, el bebé suele estar presente también y se suele realizar una pequeña merienda. En Irán se llama « sismoony», A esta fiesta acuden todos los miembros de la familia y amigos cercanos. Se obsequia con absolutamente todo lo necesario para el bebé. Se celebra entre el sexto y octavo mes del embarazo. En China, el baby shower, es llamado « manyue», La tradición sudafricana lo denomina « stork party», Se celebra durante el sexto mes de embarazo. A menudo se organiza una fiesta sorpresa para la madre y es exclusiva para mujeres. En Nepal se llama « pasni», Se hace para los bebés entre el quinto y sexto mes de vida.

Los invitados suelen obsequiar con regalos y dinero. En el Reino Unido es conocido como « wetting the baby’s head», Suele haber una fiesta paralela para los hombres, el grupo de amigos lo celebra tomando unas bebidas. En Armenia es denominado qarasunq y se celebra cuando el bebé cumple cuarenta días. Toda la familia y amistades se reúnen y llevan regalos para los padres o para el bebé.

Sin duda, la celebración inicial ha variado desde sus inicios hasta actualidad. La madre hoy suele elegir un tema central, y sus gustos se ven reflejados en las invitaciones, decoración, recuerdos a los asistentes Además, es habitual indicar una lista de nacimiento con los artículos necesarios para el cuidado del bebé.

¿Qué significa celebrar el baby shower?

El Baby shower es una fiesta que se hace para celebrar la llegada de un nuevo bebé al mundo y en la que normalmente se invita a los amigos y familiares de los padres.

¿Qué puedo predicar en un baby shower?

Cuando veas a tu bebé y veas un misterio que no puedes resolver o arreglar, maravíllate en el Dios que lo entiende todo y que nada lo frustra. Mientras te sientas débil al ser incapaz de satisfacer todas las necesidades de tu bebé, deja que tu debilidad provoque que te maravilles en la fortaleza de Dios.

¿Qué significa la Sagrada familia en un baby shower?

Catholic.net – Baby Shower Monición: Nos hemos reunido hoy con el objeto de festejar la próxima llegada de un bebé a este mundo. Entre los orientales, la vida empieza desde el momento de la concepción, y en realidad, así es. Este nuevo ser ya vive en nosotros.

Esta fiesta quiere ser un ‘animarnos a todos’ a dar la bienvenida a este niño para que encuentre una Comunidad Verdadera, es decir: – una comunidad bautismal, comprometida en seguir a Cristo – una comunidad eucarística, reunida en torno al altar – una comunidad fraternal, reunida siempre en torno a las necesidades para el servicio mutuo.

También queremos festejar a los papás de ese nuevo niñito, ya que han dado testimonio de su amor y el Señor los ha bendecido con la encarnación de ese amor en un nuevo fruto. Han dado testimonio de su Paternidad Responsable, que los compromete no sólo a la transmisión de la vida, sino al cuidado esmerado que tendrán para este niño.

  • Se convertirán en los Educadores en la fe de su hijo, mediante el Bautismo lo convertirán en Hijo de Dios y a través de su testimonio, le irán procurando vivir su fe.
  • Lecturas Vamos a hacer la lectura de la Palabra de Dios y de la Palabra de la Iglesia, que será luz para todos nosotros.
  • Primera Lectura :,

(comentarios) Segunda Lectura:, El amor conyugal. (comentarios) Tercera Lectura: (comentarios) Oración de los fieles En todos los ‘babyshowers’ se reúnen las amigas de la nueva mamá, conversan, conviven, formulan buenos deseos y ofrecen regalos. Vamos ahora a realizar una procesión con los obsequios que le ofrecemos al nuevo cristiano, como símbolo de las importantes funciones que realizará esta madre, pensando siempre que servir es reinar, que Dios ama al que da con alegría.

_, para que Dios con su inmenso amor te dé la luz, alegría, diligencia y cariño en tus tareas de madre, te ofrecemos: Cobija: Esta cobija que representa el calor, no nada más corporal, el que transmites ya desde ahora a tu hijo, sino también ese calor que lo acompañará en cada momento de su vida, cuando lo mires, o lo acaricies, o escuches su voz, cuando se te necesite o tu lo necesites.

Silla- Cuna: Representa los brazos, el apoyo de ustedes, sus padres, que lo protegerán y le ayudarán a crecer con amor y seguridad. Que cuando crezca los encuentre extendidos siempre que los necesite. Estuche de Limpieza: Contiene todo lo necesario para que cada día puedas asearlo y mantenerlo limpio, tranquilo y contento.

  • Significa el cuidado que tú y tu esposo pondrán en su educación, para que esa limpieza externa sea un reflejo de todas las actitudes de su vida.
  • Ropa: Servirá para proteger su cuerpecito, que irás cubriendo de acuerdo a las diferentes épocas del año, y conforme vaya creciendo y aumentando de talla.
  • Son como los Dones y las Gracias que recibirá en cada uno de los Sacramentos que celebre en las distintas etapas de su vida, y que irá haciéndolas crecer en la relación con ustedes, sus papás, con sus familiares y con sus amigos.

Alimentos: Nos recuerdan que nuestro organismo, desde pequeños, necesita una dosis diaria de calorías, proteínas, vitaminas, minerales, etc. Para tener fuerzas y estar activos, en una palabra, para vivir sanos. Desde pequeño, ustedes le enseñarán a su hijito que hay otro alimento tan indispensable como estos que mencionamos y que son para nutrir nuestra vida espiritual: La palabra de Dios y la Eucaristía.

Sagrada Familia: Será para él, o para ella, un reflejo de lo que sean ustedes, sus padres. Deseamos sinceramente que _ y tú, a imagen de la familia de Nazareth, sepan ser para este bebé, así como para sus hermanos y amigos, imagen de Dios y alegres compañeros en el camino de la vida. Que la Virgen María sea para ti ese modelo de madre y catequista, y que la vocación que tenías en germen ha empezado a desarrollarse y dar fruto.

Todas las aquí reunidas, que queremos mostrarte nuestra amistad y nuestro cariño, les deseamos a ustedes, los nuevos papas, que tengan la dicha de ver crecer a este niño en ‘sabiduría, edad, y gracia’. : Catholic.net – Baby Shower

See also:  Que Significa Vasija De Barro En La Biblia?

¿Quién debe pagar el baby shower?

???? ¿Cuánto presupuesto dispones para preparar el baby shower y quién va a costearlo? – Partiendo de que el presupuesto no va a ser problema para preparar la celebración, sí es importante que determines con antelación la inversión aproximada que se desea realizar dado que influirá en la elección de ciertos elementos como la animación, la decoración o incluso el lugar de la fiesta.

¿Cómo hacer una bienvenida a un bebé recién nacido?

Consejos para organizar una fiesta de bienvenida ideal para tu bebé – En primer lugar, y antes de comenzar con los consejos de organización de la fiesta, hay que tener en cuenta que generalmente es una buena idea esperar algunos meses desde el nacimiento del bebé.

Piensa cómo será la vida durante las primeras semanas con el bebé. Obviamente es abrumador tener un recién nacido, y no se quiere mucha gente (¡y sus gérmenes!) alrededor del bebé cuando es realmente pequeño. Además, necesitáis tiempo suficiente para terminar de decorar la habitación de vuestro bebé, dejándolo todo presentable para recibir visitas.

También es importante os hayáis adaptado a ser padres primerizos (si es el caso) y estéis cómodos con gente cerca del bebé antes de organizar la fiesta. ​ 1. Invitados e invitaciones: el primer paso para llevar a cabo la fiesta de bienvenida del bebé ​ ​Debido a que la fiesta se lleva a cabo después del nacimiento del bebé y probablemente no sea tan formal como un baby shower, siéntete libre de invitar a todos. 2. Decoración de la fiesta de bienvenida Decora la fiesta de bienvenida de tu bebé un poco diferente de lo que decorarías una baby shower. Pon algunas fotos que se hicieron en el hospital o cualquier foto bonita que os hayáis hecho desde que nació. Decora las paredes con las imágenes.

Si la fiesta es al aire libre, cuélgalas en un tendedero. Para que el aspecto sea aún más único, agrega algo de ropita de bebé al tendedero. Globos, serpentinas y flores cortadas se suman a la apariencia festiva. También puedes considerar colgar linternas de papel chinas.3. Comida La comida para una fiesta de bienvenida para bebés puede ser informal.

Si el clima es agradable, considera hacer una comida al aire libre y coloca algunas mesas de picnic. Disfruta de hamburguesas, perritos calientes y diferentes tipos de postres. Los brownies y los postres son opciones perfectas si niños asisten a la fiesta.

  • También podrías optar por pedir a todos tus invitados que traigan un plato de comida para que se sirva estilo buffet.
  • Tal vez la opción más fácil es tener una pila de pizzas y servirlas con una ensalada.
  • Ser padres es una tarea que conlleva estar pendiente del niño las 24 horas del día, sobre todo cuando se trata de un recién nacido.

Por eso, si estáis agotados después de organizar la fiesta y necesitáis un respiro, el mejor regalo que le puedes hacer a tu pareja es una caja del hogar ‘Bienvenido al mundo’, donde encontraréis varios servicios del hogar que os facilitarán la vida.

¿Cuánto tiempo debe durar un baby shower?

Decoraciones para el baby shower – Tradicionalmente el color de la decoración se elige según el sexo del niño. Si es una niña, domina el color rosa, si un niño, prevalece el azul. Sin embargo, a algunas madres no les gusta esta división o no saben el sexo del niño. También se puede decorar la silla donde estará sentada la futura mamá para hacerla sentir aún más especial. La mujer al final de su embarazo necesita descansar principalmente. Por lo tanto, el baby shower no debe durar mucho (como máximo 3-4 horas). Antes del inicio de la fiesta, se puede invitarla, por ejemplo, a una esteticista para que se relaje y se sienta hermosa y bien cuidada. Si el baby shower se organiza en casa, se repartirán las decoraciones y los refrescos durante este tiempo.

¿Cuál es el significado de la Sagrada Familia?

El simbolismo neocronológico de la fachada del Nacimiento de la Sagrada Familia (Barcelona) La Sagrada Familia de Gaudí goza de culto y veneración múltiple. Su simbolismo maravilla a curiosos y entendidos, y su belleza a creyentes, agnósticos y ateos.

Es un icono y, en cierto modo, es la imagen internacional de la ciudad de Barcelona, como lo es la Torre Eiffel en París, el Big Ben en Londres, San Pedro del Vaticano en Roma o el Capitolio en Washington, entre otros símbolos equivalentes. Cada icono construido representa un monumento al símbolo de un poder.

Haciendo una lectura sencilla: la Torre Eiffel honra el poder de la tecnología transformada en una imagen omnipresente (la luz de la ciencia, como el faro de Alejandría); el Big Ben honra al parlamento inglés, y su reloj el control del tiempo; San Pedro honra al poder del Papa, entendido como representante de la Iglesia de Dios en la Tierra; y el Capitolio honra el poder del parlamento estadounidense a imagen de la cúpula de San Pedro, estableciéndose como capital (en origen) del poder masón y simbolizando una capital alternativa al Vaticano, que se debe a un poder supremo que no es exactamente el poder de Dios.

  • El Vaticano y el Capitolio se erigen como iconos en competencia por el liderazgo de un imperio transformado en icono histórico: el poder de Egipto, Grecia y Roma.
  • Todos estos poderes, a excepción del Vaticano (que probablemente es del siglo XVIII, previo al Capitolio, resultado de una manipulación cronológica global), se crean en el siglo XIX (también la Sagrada Familia), una vez Egipto y Palestina caen bajo el protectorado franco-británico (francmasón).

Y todos los poderes se crean una vez Egipto y Tierra Santa caen en manos de la autoridad Otomana (oficialmente en el siglo XVI, pero podría haber sido más tarde). Son, por tanto, un poder desplazado de Oriente a Occidente con un origen cronológico incierto (que apunta a ser más reciente), atendiendo a la datación de la mayor parte de estos iconos.

  • Sea cual sea la fecha real del Vaticano y del desafío otomano, un hecho es ineludible: cae Tierra Santa y se crean símbolos equivalentes o alternativos en todo Occidente, haciendo sombra a los símbolos del Islam instalados en Jerusalén, La Meca y Medina.
  • ¿Y qué representa la Sagrada Familia? Oficialmente representa el nacimiento de Cristo, que se honra en un templo expiatorio donde se simbolizan el Nacimiento, la Pasión y la Gloria de Cristo Salvador, el Rey de Israel divinizado por el Cristianismo con la vocación de evangelizar a todos los pueblos del mundo.

Pero representa también otras cosas, que alimentan en conjunto una representación del poder de la Creación. La Creación, en varios sentidos, tiene su relato en el templo expiatorio o basílica de la Sagrada Familia de Barcelona. Y esta creación honra un poder oculto.

  • ¿Cuál? Siguiendo el enfoque neocronológico, el de la María Magdalena catalano-provenzal, entendida como Virgen Negra o diosa Isis, que proveniente de Egipto lleva el Cáliz de la Alianza a Montpellier.
  • Desde allí traslada los poderes imperiales de los reyes de Israel a Occidente, estableciendo los Reinos Cristianos que, en determinado momento de la historia, diseñan el proyecto cristiano desde la Roma italiana, después de haberse iniciado en Aviñón.

Esta descripción se contradice con el mapa cronológico oficial, pero éste está también diseñado (probablemente entre los siglos XVI y XVIII dC) y no se ajusta a la realidad.

¿Cuál es la importancia de la Sagrada Familia?

La Sagrada Familia de Nazaret, donde todo lo humano se diviniza Aunque parezca extravagante o posiblemente, obsoleto, el hombre de nuestros días está fuertemente amenazado por el relativismo que le socava; o por la deshumanización palpable o indisposición a la vida; e incluso, por el atropello insistente de la dignidad inviolable de todo ser humano; pero, muy especialmente, se encuentra intimidado por la deformación o ataques continuos o enmascarados contra el matrimonio de un hombre y una mujer, o lo que es igual, la familia; esa, que es la célula vital de la sociedad y el patrimonio de la humanidad.

  • Repercutiendo como no podía ser de otra manera, en la integridad constitutiva del ser humano y desacreditando las oportunidades sociales en el desarrollo pleno y enteramente humano de su personalidad.
  • Hoy por hoy, la institución familiar se ha erigido en el blanco perfecto de la antítesis: por un lado, es la institución social mejor valorada; pero, por otro, está siendo zarandeada en sus cimientos básicos por arduos chantajes.

Queda claro, que la familia está sumida en una encrucijada de complejos inconvenientes, al mismo tiempo, que soporta arremetidas de gran calado. Con lo cual, la familia, en paralelo con la defensa de la vida, debería ser la primera prioridad, porque en el devenir del hombre, tanto en las satisfacciones como angustias, lo más categórico es la familia.

Aquella, en la que se nos reconoce, respeta y valora; toda vez, que es el complemento perfecto para madurar y aprender a intuir el misterio de la vida, ahondando en las debilidades y fortalezas para ser personas. Así, la familia, como santuario del amor y de la vida, prevalece para que cada individuo pueda ser amado, cultivándose en entregarse y amar.

See also:  Por Que Job Es El Primer Libro De La Biblia?

Por eso, la familia y más en concreto, el matrimonio, esto es, la alianza firme e indisoluble de un hombre y una mujer, es imprescindible para que la persona se adentre en la autenticidad de su ser. Pero, el escenario real en el que naufraga la familia es tan peligroso y adquiere tales derroteros para el acontecer de la aldea global, que podría considerarse que la supervivencia, como su apoyo y reconocimiento, es la principal y más apremiante cuestión que nos atañe.

  1. En el instante que se arremete o menoscaba a la familia, se depravan los vínculos humanos más sagrados; además, la historia particular de hombres y mujeres se abarrota de amargura y desaliento, proyectándose una apesadumbrada sombra de aislamiento y desafecto en esa vida colectiva.
  2. En definitiva, se hace añicos lo más esencial desde que se instituyó y se quiebra lo más elemental del bien común.

Con estas connotaciones preliminares, que ni mucho menos pretenden ser alarmistas, pero sí, visibilizar los hechos que se constatan en torno a la primera comunidad de vida y amor, cual es, la familia, Dios propuso que Jesucristo naciera en el seno de una familia constituida por José y María.

  • Acogiéndolo con deleite, sencillez y humildad, hasta suscitar las mejores virtudes domésticas que deben presidir en el hogar.
  • La Fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret que la Iglesia conmemora dentro de la Octava de Navidad, evidencia que para los cristianos no es únicamente una realidad cultural, social y antropológica, por encima de todo, es una certeza teológica.

Es decir, concierne al trazado que Dios ha previsto para los hombres en la Tierra, paradigma de una escuela de santidad, donde José, María y Jesús hacen la voluntad del Padre y viven exclusivamente para Dios. Esta es la lección magistral que nos transmiten.

Porque, la Sagrada Familia es la fuente de la espiritualidad para toda familia humana y de la Iglesia. En otras palabras, es la Familia de las familias de Dios. Si acaso, el surtidor de la vida, incluso cuando el acogimiento de la misma puede implicar un entorpecimiento, no nos es lícito cerrarnos a ella.

La Iglesia, que es una madre que nos protege y ampara, en su misión de la evangelización, nos la muestra no simplemente para que la miremos y reproduzcamos en virtudes, sino para que la santidad de Dios: Uno y Trino que florece en la Familia de Nazaret, colme los corazones y las mentes de todas y cada una de las familias del mundo.

  • Haciendo una reseña sucinta a la festividad de la Sagrada Familia de Nazaret, es en la segunda mitad del siglo XIX, cuando en el viejo continente alcanza un empuje prodigioso.
  • Los papas percibieron en ella un medio oportuno para la recreación de la vida cristiana y resolutivamente acabaron impulsándola.

El Papa León XIII (1810-1903) en su breve apostólico Neminem Fugit de fecha 14/VI/1892, presentó los fundamentos teologales y la importancia piadosa del fervor a la Sagrada Familia, instituyendo su celebración en las semanas sucesivas a la solemnidad de la Navidad.

  1. Administrativamente, en el año 1893 se encuadró en la Liturgia Católica, con el propósito que las familias tuvieran un referente en el que sostenerse, para resistir la descomposición familiar y la pérdida de sentido y valores producidos por las mutaciones sociales y económicas de la época.
  2. Su Santidad pretendía transferir un espejo evangélico de vida, bondades hogareñas y de unión en el amor, para que inmediatamente a las pruebas de esta vida, las familias cristianas pudieran complacerse en el cielo de la absoluta compañía de Dios y de la Sagrada Familia de Nazaret.

Si el Hijo de Dios nació y vivió en una familia, era sencillamente para consagrar la morada natural y hacer de ella una ruta que le reportara a Dios. Porque, ante todo, la familia es el recinto idóneo donde se ilumina y desentraña la vida humana. Y Jesús, pasó la mayor parte de su relato en la estancia patriarcal.

Reflexionando en el contexto y proceder en el que hubo de desenvolverse la Sagrada Familia de Nazaret, no es difícil entrever los enormes obstáculos que tuvieron que afrontar José y María, para asumir el misterio de la vida que se generaba en la matriz de la Virgen. María declaró ‘Sí’ a la concepción que Dios le indicó, aun siendo consecuente de los quebraderos que le ocasionaría a José.

Experimentando la inquietud por su contrayente, pero creyendo que Dios que había encendido aquella vida, se encargaría de alentarla. José, hombre justo, no queriéndola traicionar al evidenciar los signos de su embarazo, optó por repudiarla en lo oculto. Nada más tomar aquella decisión, como lo describe el Santo Evangelio de San Mateo 1, 20-21, se le apareció el Ángel del Señor en sueños y le dijo: ‘José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo.

  1. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados’.
  2. Era indiscutible que José y María aceptaron la vida como un don de Dios y la salvaguardaron en la fe.
  3. Precisamente, esta apertura es la expresión primera y central de la Sagrada Familia de Nazaret, mostrándola como ejemplo primoroso a la vista de todos.

No bastaba con admitir y dar a luz la vida, mismamente, se requería que esta familia se plasmase como escuela y santuario en la que el Niño se cultivara en el amor y respeto de los valores humanos y piadosos. Es en este exponente, donde ambos consortes son un patrón resplandeciente para Jesús.

  1. Por lo tanto, en este techo de Nazaret Jesús aprendió a hablar e implorar con la oración y, paulatinamente, a desenvolverse en la Sinagoga con sus padres.
  2. Enseñándoles a apasionarse en la recitación de los salmos, e incluso, le adoctrinaron en la escucha de la palabra de los profetas, esa que tras ser proclamada cada domingo se hace presente en la Iglesia.

La Santa Iglesia nos exhorta a que distingamos en la Sagrada Familia la suma de muchas virtudes, pudiéndonos interpelar: ¿Qué se nos sugiere descubrir en el pesebre ocupado por José, María y el Niño de Dios? La justificación que es una certeza, y por ende, una verdad de fe revelada, inmutable e indiscutible, estriba en que no es una familia más, porque los miembros que la integran esconden un misterio insondable e incomprensible: el arcano absoluto de Dios Uno y Trino que se desenmascara en Ella y por Ella.

  • Deducción que se extrae de las frases de Su Santidad el Papa Juan Pablo II (1920-2005), al hacer alusión a la Sagrada Familia ‘Trinidad terrena’, pero, no lo hace en sentido alegórico, sino, porque verdaderamente Dios Uno y Trino, se manifiesta de diversas maneras en y a través de Ella.
  • Primero, Dios hace partícipe de esta paternidad a José, otorgándole la gentileza de un lazo adoptivo y espiritual en su Hijo eterno; segundo, en María mora el Espíritu Santo; y, tercero, el Niño Jesús es la Segunda Persona de la Trinidad, Dios Hijo.
  • Un padre, una Madre y un Hijo, en la que lo humano se glorifica y, simultáneamente, se transforma en irradiación de lo divino, porque es la Primera Iglesia doméstica, germen y embrión de la Iglesia Universal: José y María ofrecen a su Hijo Jesús como Pan bajado del cielo y Cordero del sacrificio, que posteriormente, habrá de consagrarse en la cruz para la salvación del mundo y sacramentalmente en la eucaristía.
  • Jesús, Pan de Vida eterna que brota del seno de María, así es como trasciende del seno de la Iglesia el Pan de Vida eterna, en Jesús sacramento.

Llegados hasta aquí, la familia de Jesús se enraizó en Nazaret, un pequeño pueblecito sin apenas popularidad. Expresar la terminología ‘nazareno’ se asemejaba a declarar ‘un nadie’. Igualmente, ‘nazareno’ evoca el voto ‘nazareo’, que es una persona sagrada.

Dichos denominadores se superponen en el talante de Jesús: el ‘nadie’ que nos repuso al sentido de la vida y el ‘sagrado’, que cargó con nuestras culpas para retornarnos a la libertad y a la dignidad humana. La presencia de Jesús en Nazaret le concedió una fisonomía propia: El Nazareno. La Sagrada Familia de Nazaret nos proporcionó a un Jesús próximo y no pocas veces riguroso.

Facilitándonos a un Nazareno que nos subrayó la condición humana de Dios y nos propuso vivir sin temores en el modo inefable que llevamos inherente. Un espacio de crecimiento peculiar para Jesús y María y, a la par, para José que prosperaba en su itinerario de fe, profundizando íntimamente en la trascendencia de las circunstancias que le rodearon.

  1. Los lances de la vida quedaron posicionados en la Providencia de Dios, haciendo de Él su tesoro más preciado.
  2. He aquí, a esta Familia llana, pobre e inadvertida en la que se fragua el más grande de los pronunciamientos habidos de la Historia Mundial: sus valores se enaltecen y expanden.
  3. Donde, todo es sin límites y en total consonancia con el Amor de Dios; a pesar de existir coyunturas que no llegan a descifrar, pero, que asumen amorosamente.
See also:  ¿En Qué Parte De La Biblia Se Dice Que San Pablo Cayó Del Caballo?

Sin darse cuenta, esta es la Casa de la Trinidad: Jesús se somete entrañablemente al trato con sus padres, José y María y a otra relación con el Padre del cielo, Dios. Comprendiendo con finura el alcance de una disciplina espiritual en la paz, meditación e interioridad, estando dispuesto a la escucha permanente de las inspiraciones y doctrina de los maestros: sus padres.

En una pedagogía de amor santificado e inviolable y bondadoso e irreemplazable que es su enseñanza, y lo primordial e inconmensurable que es su ministerio en la vertiente social, porque, análogamente, comenzaría a dar aliento y fortaleza a quiénes le siguen. El evangelista San Lucas en su capítulo 2, versículos del 22 al 40, nos contextualiza a José y María que parten hacia Jerusalén, para cumplir con los ritos establecidos en su cultura y con los que se dedica a Dios el varón primogénito.

Todo parecía marchar con normalidad, hasta que un hombre entrado en años y de procedencia modesta, Simeón, se percató que algo extraordinario estaba sucediendo, lo que instintivamente le llevó a bendecir y dar gracias a Dios por ser testigo de la aparición del Salvador.

Jesús de infante, junto a sus padres que lo conducen y orientan concienzudamente, es trasladado al Templo, despuntando como luz que esclarece el camino, fuego que depura los razonamientos y llama que acrisola los designios. Este impulso y vivacidad que surten de este Hijo, estremece al viejo Simeón que con las exiguas energías que le quedan, clama que ya puede descansar en el lecho definitivo, porque sus ojos han divisado la salvación.

A partir de la Presentación de Jesús en el templo y a la edad de doce años, centellea otra virtud puesta de realce de forma paradójica. Jesús sigue en el templo, entre tanto, sus padres lo buscan afligidos y cuando lo descubren aflora la réplica inesperada de Jesús Niño: ‘Y ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?’.

  1. A pesar de todo, ‘bajó con ellos y vino a Nazaret y vivía sujetos a ellos’.
  2. Jesús, Hijo de Dios, se entregó de lleno a sus garantes, respetándolos como ningún otro, pero, también, le expuso el valor preponderante de Dios; porque, cuando Dios llama, no pueden interponerse los nudos afectivos de la familia.
  3. Luego, Jesús honró a sus padres en el amor y la observancia de sumisión filial y misericordiosa, no inducida por el recelo, sino desde la mesura y la generosidad que enarbola el amor de hijo y no el amor de extraño.

Mientras, José y María le amaron inmensamente y le respetaron en sus numerosas decisiones, aunque en un mar de veces no las entendieron. Por eso, el Santo Evangelio nos corrobora que ‘su madre conservaba todas estas cosas en su corazón’.

  • Y, por si fuera poco, en 1990, el Papa Juan Pablo II con motivo del Encuentro con las Familias en Chihuahua, México, selló con su predicación que ‘la familia es la primera comunidad de vida y amor, el primer ambiente donde el hombre puede aprender a amar y a sentirse amado, no sólo por otras personas, sino también y ante todo por Dios’.
  • Recuérdese al respecto, que la salvación del mundo se satisfizo gracias a la magnanimidad de la Sagrada Familia, porque entre la globalización y la mundialización que oscilan vertiginosamente, el destino de los pueblos y naciones pasa por el tratamiento que le concedamos a la más importante célula de la sociedad encarnada en la familia.
  • Hoy, no tendrían que omitirse las complejidades internas y externas en la familia que se convierten en ingentes desafíos, estando al orden del día las aflicciones de índole laboral y económicas; o los enfoques discordantes en la educación de los hijos, derivados de patrones formativos dispares en los padres; o los tiempos a penas inapreciables para el diálogo y el descanso; o los componentes disgregadores como el divorcio y el incremento alarmante de la praxis abortiva.
  • Del mismo modo, los individualismos, ingratitudes y egocentrismos acarrean erróneas visiones a la hora de distinguir a los hijos como meros objetos de propiedad privada; o la intemperancia adscrita a la violencia; o cualquier tipo de abusos, el consumo de alcohol y drogas, la pornografía y otras infinidades de fórmulas malévolas en la dependencia sexual, que hieren a la familia.
  • Este sería a groso modo, el rostro de la familia que lagrimea, sorprendentemente, invocada a ser comunión inseparable de vida y de amor fundado en el sacramento del matrimonio, abiertos los esponsales al don de la vida humana y a esa atracción que perdura por siempre.
  • La ejemplarización de la Sagrada Familia de Nazaret: José, María y Jesús, nos colma de anhelo en un infinito traspasado, como la Virgen María lo sería por la espada del dolor en las relaciones familiares.

Consecuentemente, el Mesías prometido por Dios, no podía nacer alejado ni distante de la Sagrada Familia de Nazaret, creciendo en sabiduría procedente de Dios, su Padre, con la intersección del Espíritu Santo. Fusionados ontológicamente en el amor, por lo que esta Familia posee la misma esencia divina en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu.

¿Qué significa que te regalen una Sagrada Familia?

Significado de la Sagrada Familia – La Sagrada Familia contribuirá en su originalidad por Jesús de Nazaret y sus padres, María y José, representaban el modelo perfecto del hogar cristiano al que la ciudadanía que seguir, de acuerdo con la religión católica. Cada integrante de la Sagrada Familia original tiene un significado que ha sigo representado y respetado a través de las generaciones;

José: representa la calma, serenidad y la voluntad del hombre, así como ese ser supremo pensante con cierta autoridad para cumplir mandamientos. María: representa a la mujer modesta, sumisa, que recibe órdenes y adora a José y representa la vida familiar. Jesús: representa al ser en humildad en sumisión, es dócil a las órdenes, es sabio y le brinda honor a María y José, además representa el placer de su padre.

¿Qué significa el cuadro de la Sagrada Familia?

Historia y análisis – El cuadro fue comprado por el rey Carlos IV, e ingresó en el museo en 1837, Existe un dibujo preparatorio para la composición, que se conserva en el Ashmolean Museum de Oxford, Las pinturas de Rafael presentando a la Sagrada Familia, bien acompañada de otros personajes a modo de Sacra conversazione, o bien sola en medio de un paisaje, son numerosas.

Este es uno de los ejemplos más tempranos que se conocen de manos del artista; pintada durante su periodo de formación en Florencia, es una de las obras clave de Rafael de esa época. ​ La obra recoge influencias diversas. Se perciben ecos del maestro Perugino en el gusto por los detalles y la simetría de la composición; pero también de Leonardo da Vinci en el delicado sfumato que envuelve a los personajes.

​ Rafael presenta a María, José y Jesús niño jugando con un cordero en medio de un paisaje de idealizada belleza, con colinas arboladas, un lago, caminos serpenteantes y edificios; el cielo, claro y sin nubes, aparece surcado por una bandada de pájaros.

  • Es una escena agradable y bucólica, aunque no falta la alusión al sacrificio redentor de Cristo en la figura del cordero, símbolo que también aparece en pinturas como Santa Ana, la Virgen y el Niño de Leonardo.
  • A la izquierda del paisaje, en el camino que conduce hacia una especie de ciudadela, se aprecian las pequeñas figuras de una mujer con un niño en brazos a lomos de un animal, y un hombre llevando las riendas.

Es una alusión evidente al episodio evangélico de la huida a Egipto, y en tal caso la pintura habría de interpretarse como un Descanso en la huida a Egipto, Se explicarían así las formas arquitectónicas un tanto extrañas que se aprecian en el fondo, reflejando de este modo el exotismo de un país extranjero.

El pintor muestra un estudio de diversas actitudes y fisonomías humanas en la pintura: el anciano san José, que se muestra de pie, el rostro de perfil, apoyado de forma pesada y un tanto inestable en su vara; la Virgen, de juvenil rostro visto casi de frente, en postura arrodillada; y el Niño, sentado a horcajadas sobre el cordero, cuya figura infantil, desnuda, llevando una sarta de corales al cuello (que en la época eran considerados amuletos protectores de los niños), mira a su madre con la cabeza mostrando el perfil contrario al de san José.

Este juego de posturas, miradas y actitudes contrapuestas está resuelto con gran maestría, encadenando todos los elementos en una diagonal ascendente de izquierda a derecha; esquema geométrico que será una constante en la obra de Rafael. La gama cromática empleada es de gran armonía, predominado grises perlados, diversas gamas de azul y matices intensos de rojo y amarillo en las vestiduras de los personajes sagrados, cuyas vestiduras se enriquecen con bordados en oro en el caso de la Virgen y mangas con remate dorado en la figura de san José, que es el único de los personajes que no lleva aureola,

Adblock
detector